miércoles, febrero 22, 2012

Cuando se atrofia la mente


Es complicado cuando las palabras ya no fluyen tan fácil como hace unos años, cuando apenas empezaba mi blog, voy a tratar nuevamente, he empezado ejercitando el cerebro, quizá me he vuelto ciega del alma , a lo mejor las palabras se dieron vacaciones, a lo mejor olvidé mi terapia, a lo mejor me di la espalda, acá vuelvo con dedos dudosos, palabras que se tambalean, pero vuelvo, no hay porque rendirse, además esto es por mí, no por ustedes, salud, he vuelto.